El experimento

|
Cuantas buenas ideas se habrán echado a perder por no transmitir nada. Lograr que esa buena idea se plasme correctamente en el celuloide no es fácil. Muchas veces se opta por actores conocidos. No siempre funciona. Otras, por darle un toque personal al film, por crear un ambiente concreto. Esta película alemana, desconocida para el gran público, es de los segundos. No me avergüenzo de admitir que no conozco al director, ni a ninguno de los actores. En este caso, mejor. Consigues identificarte de una manera más creíble con los personajes, cosa difícil si fuesen celebridades.

La trama es original a más no poder, se trata de un experimento (qué si no) en el que 20 personas participan en una investigación sobre patrones de comportamiento. Se dividen en dos grupos donde 8 serán carceleros y 12 prisioneros. Con una premisa bastante sencilla, el ambiente de agobio y ansiedad que surge es sencillamente brutal. Una recomendación: vedla cuando os encontréis sosegados.

3 comentarios:

Sunne dijo...

la verdad que leí de que iba y quise verla, vi un trailer de no lo hice.

lestat dijo...

La película es brutal, sólo que cómo bien dices, te deja un estado de ansiedad que no permite verla en cualquier momento.

AG dijo...

Se tiene que estar en comunión con uno mismo para verla diría yo. Eso sí, una vez la ves te deja marcado.